Noticias / Actualidad

El cardenal de Madrid clausura la Semana de Unidad en la Almudena

Osoro: "La fuerza del Espíritu nos apremia a una unidad cada vez mayor"
El arzobispo invita a protestantes y ortodoxos a "continuar un camino juntos"

"La fuerza del Espíritu nos apremia a una unidad cada vez mayor". La catedral de la Almudena acogió este miércoles la clausura de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos. El cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, presidió esta celebración, que contó con la predicación del pastor Simon Döbrich, de la iglesia luterana.

Con el lema Reconciliación. El amor de Cristo nos apremia, el encuentro comenzó con el rezo de vísperas. El cardenal, en sus palabras, hizo referencia a "la división que hay en el momento en el que vivimos" y recordó que "la fe común en Cristo es la esperanza en la Europa que vivimos".

Esta reflexión fue compartida por el reverendo Simon Wolfgang Döbrich, pastor de la Iglesia Evangélica de Habla Alemana de Madrid, quien destacó la "contribución y ayuda entre cristianos protestantes y católicos" que celebran el amor y la esperanza por encima de las diferencias.

El arzobispo de Madrid agradeció estos días vividos e invitó a "continuar un camino juntos". Mensaje que, también, transmitió el reverendo Döbrich, dirigiéndose particularmente a los fieles de la iglesia ortodoxa presentes en la catedral, a quienes animó a participar de esta relación entre religiones.

Para Manuel Barrios, delegado de Ecumenismo del Arzobispado de Madrid, esta semana "se ha vivido con mucha intensidad en la diócesis, peregrinado de un templo a otro y escuchando la predicación de la buena noticia de la reconciliación en Jesucristo por parte de representantes de distintas comunidades eclesiales".

A lo largo de estos ocho días, dijo, "hemos experimentado con mucha fuerza el dolor por nuestra separación" y "la fuerza del Espíritu que nos apremia a una unidad cada vez mayor".

Para Barrios, el lema de este año "es muy acertado" porque "se conmemoran los 500 años de la Reforma". Por eso, en los actos que organizados en Madrid, "se decidió empezar la Semana en la Iglesia Evangélica de Habla Alemana y clausurarla aquí, en la catedral de la Almudena, con la predicación del pastor Simon Döbrich".


 

[Puedes visitar nuestro álbum en flickr]