Cartas Pastorales de los Obispos de España

Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2018

Re­zar por la uni­dad de los cris­tia­nos

SalvadorGimenezMons. Sal­va­dor Gi­mé­nez Des­de hace mu­chos años los cris­tia­nos pe­di­mos a Dios que nos con­ce­da el don de la uni­dad. Lo ha­ce­mos de for­ma or­di­na­ria du­ran­te todo el año, pero in­sis­ti­mos de una for­ma es­pe­cial en la Se­ma­na de Ora­ción por la Uni­dad de los Cris­tia­nos, acep­ta­da por to­das las igle­sias. En el he­mis­fe­rio nor­te esta Se­ma­na se ce­le­bra tra­di­cio­nal­men­te del 18 al 25 de enero.

Mons. Salvador Giménez Desde hace muchos años los cristianos pedimos a Dios que nos conceda el don de la unidad. Lo hacemos de forma ordinaria durante todo el año, pero insistimos de una forma especial en la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, aceptada por todas las iglesias. En el hemisferio norte esta Semana se celebra tradicionalmente del 18 al 25 de enero. Estas fechas fueron propuestas en 1908 por Paul Watson para […]
Estas fe­chas fue­ron pro­pues­tas en 1908 por Paul Wat­son para cu­brir el pe­río­do en­tre la fies­ta de san Pe­dro y la de san Pa­blo, que tie­nen un hon­do sig­ni­fi­ca­do ecle­sial. En el he­mis­fe­rio sur don­de el mes de enero es tiem­po de va­ca­cio­nes de ve­rano, las Igle­sias fre­cuen­te­men­te adop­tan otras fe­chas para ce­le­brar esta Se­ma­na de Ora­ción, por ejem­plo en torno a la fies­ta de Pen­te­cos­tés.

Cada año se pro­po­ne un lema que uni­fi­ca los dis­tin­tos as­pec­tos de la ac­ti­vi­dad y los mo­ti­vos es­pe­cia­les de la ora­ción. Ge­ne­ral­men­te es una fra­se bí­bli­ca o la re­co­men­da­ción para leer todo un pa­sa­je del tex­to sa­gra­do. El de esta Se­ma­na se ha to­ma­do del li­bro del Éxodo: “Fue tu dies­tra quien lo hizo, Se­ñor, res­plan­de­cien­te de po­der” (15, 6), y se ha acon­se­ja­do que se lean los vein­tiún ver­sícu­los pri­me­ros de ese mis­mo ca­pí­tu­lo en el que, tras el paso del mar Rojo, Moi­sés y los is­rae­li­tas en­to­na­ron un cán­ti­co en ho­nor del Se­ñor.

Los ma­te­ria­les y las orien­ta­cio­nes pas­to­ra­les para esta oca­sión han sido pre­pa­ra­dos por las Igle­sias del Ca­ri­be bajo la di­rec­ción de mon­se­ñor Ken­neth Ri­chards, ar­zo­bis­po ca­tó­li­co de Kings­ton, que cons­ti­tu­yó un equi­po ecu­mé­ni­co com­pues­to de hom­bres y mu­je­res. Este equi­po de re­dac­ción pre­sen­tó los tex­tos, ora­cio­nes y me­di­ta­cio­nes a un equi­po in­ter­na­cio­nal pa­tro­ci­na­do con­jun­ta­men­te por el Pon­ti­fi­cio Con­se­jo para la Pro­mo­ción de la Uni­dad de los Cris­tia­nos y el Con­se­jo Mun­dial de las Igle­sias, que los apro­ba­ron en la reunión man­te­ni­da en Nas­sau (Baha­mas) du­ran­te el mes de sep­tiem­bre del año 2016.

Unas pa­la­bras so­bre el tema cen­tral. Hoy los cris­tia­nos del Ca­ri­be, per­te­ne­cien­tes a dis­tin­tas tra­di­cio­nes, ven el ac­tuar de la dies­tra de Dios en el fin de la es­cla­vi­tud. Esta es una ex­pe­rien­cia uni­fi­ca­do­ra de la ac­ción sal­ví­fi­ca de Dios. Por este mo­ti­vo se con­si­de­ró muy apro­pia­da la elec­ción del can­to de Moi­sés y Ma­ría que na­rra el ci­ta­do li­bro del Éxodo.

Es un can­to de vic­to­ria so­bre la opre­sión que se ha con­ver­ti­do en himno del mo­vi­mien­to ecu­mé­ni­co de la re­gión. Y no sólo con la mi­ra­da pues­ta en el pa­sa­do, por­que nue­vos desa­fíos ame­na­zan otra vez con es­cla­vi­zar y me­nos­ca­bar la dig­ni­dad del ser hu­mano, crea­do a ima­gen y se­me­jan­za de Dios. En nues­tro mun­do, mar­ca­do por el pe­ca­do per­so­nal y por el de las es­truc­tu­ras, con de­ma­sia­da fre­cuen­cia se man­tie­nen unas re­la­cio­nes so­cia­les que ca­re­cen de la jus­ti­cia y de la com­pa­sión.

La po­bre­za, la vio­len­cia, la in­jus­ti­cia, la adic­ción a las dro­gas, la por­no­gra­fía, y la pena, el do­lor y la an­gus­tia que cau­san, son ex­pe­rien­cias que dis­tor­sio­nan la dig­ni­dad del ser hu­mano. En ese sen­ti­do, la dies­tra de Dios si­gue dan­do es­pe­ran­za a los cris­tia­nos del Ca­ri­be, quie­nes nos ha­cen lle­gar su can­to a to­dos los cris­tia­nos del mun­do.

En nues­tra dió­ce­sis, la De­le­ga­ción de Ecu­me­nis­mo y Diá­lo­go In­ter­re­li­gio­so se en­car­ga de im­pul­sar y ani­mar los en­cuen­tros y ac­ti­vi­da­des pas­to­ra­les que so­bre este im­por­tan­te tema se or­ga­ni­zan a lo lar­go del año. Pres­ta mu­cha aten­ción a esta Se­ma­na e in­vi­ta muy en­ca­re­ci­da­men­te a to­dos a par­ti­ci­par en su desa­rro­llo: Yo mis­mo, como res­pon­sa­ble de la dió­ce­sis, jun­to con los miem­bros de la De­le­ga­ción, re­co­mien­do a to­das las pa­rro­quias y co­mu­ni­da­des cris­tia­nas que cons­tan­te­men­te oren al Se­ñor para con­se­guir un día la uni­dad que Él mis­mo nos pe­día en el evan­ge­lio de san Juan (Jn 17, 11).

+Sal­va­dor Gi­mé­nez,
Obis­po de Llei­da